Los implantes dentales ejercen como la raíz natural de nuestros dientes.

Se trata de la parte dental que queda dentro del hueso y que se va a encargar de absorber y trasladar la fuerza de la masticación al hueso sobre el que se aloja. 

Sobre esa raíz artificial, y una vez que ha cicatrizado todo, colocaremos una corona que emulará a la pieza perdida, que tendrá que ser de unas dimensiones, color, y características similares a los dientes que nos queden en la boca, y tendrán que recuperar la función específica de la pieza perdida.

En nuestra consulta nos sentimos orgullosos de poder decir que trabajamos con el mejor fabricante de implantes a nivel mundial y con cirugía mínimamente invasiva, que asegura un postoperatorio con mínimas molestias.

También somos especialistas en pacientes diagnosticados con escasa cantidad de hueso.

Ponte en contacto con nosotros, o ven a vernos, te informaremos detalladamente sobre los implantes dentales, en el caso de tener que hacerte alguno.